Chica con dientes sanos
Clinica Dental Sant Cugat,  Destacados Salud Dental

5 consejos para mantener tus dientes sanos

Nuestra sonrisa requiere un cuidado diario. Nuestra salud dental no recae únicamente en lo que vemos por fuera. Es cierto que todos queremos disfrutar de cierta estética cuando sonreímos: una buena colocación de las piezas, una sonrisa bonita y los dientes blancos. Pero no debemos olvidar nunca que existen muchos problemas que no se pueden ver a simple vista.
Por eso, nuestro primer consejo y, seguramente, el más importante, es que acudas al dentista con regularidad. Tu especialista es quien sabrá decirte realmente el estado de salud de tu boca y te dará las indicaciones precisas para tu caso en particular. 

Cómo puedes mantener tus dientes sanos 

Además de mínimo una o dos visitas al año a tu clínica dental, recomendamos seguir estos consejos para poder evitar las enfermedades más frecuentes, como las temidas caries:  

  • Cepíllate los dientes de forma regular durante el día. Lo mejor es que los cepilles después de cada comida y mínimo tres veces al día: después de desayunar, comer y cenar. 
  • Un buen cepillado no puede durar menos de 2 minutos. Dos minutos es el tiempo necesario para frotar todos los lugares de tu boca y obtener los resultados deseados. Cepíllalos en vertical para no estropear el esmalte de tu dentadura y utiliza un dentífrico con flúor para protegerlos. 
  • Cepillarse los dientes correctamente implica llegar a todos los sitios. Intenta llegar a los rincones más escondidos y, sobre todo, ¡no olvides cepillarte la lengua! Utiliza además hilo dental para poder alcanzar los sitios más difíciles. 
  • Es importante contar con un cepillo adecuado, adaptado a ti, a tus dientes y a tus encías. Recuerda que también debes cambiarlo con cierta regularidad. 
  • Evita los alimentos y las bebidas azucaradas. El azúcar es uno de los mayores enemigos de los dientes, no abuses de él. 

Mujer cepillándose los dientes

Cuándo debes visitar a tu dentista

Por norma general, hay muchas patologías que no son visibles a simple vista y parece que sólo nos preocupamos de nuestra salud dental cuando empieza a dolernos algo de forma inminente -el clásico dolor de muelas o el sangrado de encías- o cuando afecta realmente a la estética de nuestra sonrisa -sarro, dientes amarillos, mal aliento, etc.
P
ero lo cierto es que no hace falta esperar hasta ese punto de dolor insoportable en el que verdaderamente nos preocupamos porque ya no hay más remedio. Un mínimo de una o dos visitas anuales al dentista para hacer un chequeo y la higiene profesional deben estar anotadas en tu agenda desde principio de año. Recuerda que más vale prevenir que curar. Si, además, ya tienes patologías previamente diagnosticadas, será tu especialista quien te diga cuándo debes ir y qué seguimiento debes llevar para poder disfrutar de la mejor salud dental.
Recuerda que la salud es lo primero y con tu salud dental no podía ser diferente. En nuestra clínica dental en Sant Cugat contamos con grandes especialistas que tratarán tu caso con mucho cariño y profesionalidad desde el primer momento. Ven a hacernos una visita, ¡no le des más vueltas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *